EN LEVE INSTANTE

En leve instante,
se marchitan las tenues
flores de la campiña.

Humilde, el crisantemo
al sol le ofrece
las perlas de sus lágrimas.

Lluvia de anoche.
Tras el viento, obsesivos,
los latidos del mar.

***

Llegó el otoño.
Olas de rojos bosques
encienden la mañana.

El rumor de las hojas
y el frescor de la tierra
despiertan mi esperanza.

Mi corazón,
dormido ante el silencio
de los campos de arroz.

***

Nadie habló,
sino el rayo,
surgiendo de lo oscuro.

Lo acompañaba
el grito de la garza
entre los crisantemos.

Mi huésped
fue un relámpago.
La vida huye.

2 comentarios sobre “EN LEVE INSTANTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s