ESE ARROYO


Ese arroyo que fluye hacia el pasado
y nunca se detiene hasta su muerte…
Ese pasado que es firme trampolín
y me permite saltar el lodazal, sí,
ese fangal de extinción,
ese desierto de pútridas arenas…
Este presente que me lleva hacia la ciénaga
y me acerca hacia un futuro movedizo
pleno de imaginarios charcos
y fantasmales peligros…
En las aguas del cambio me renuevo,
sus espumosas olas me dan vida,
una vida que intensamente fluye
por las oscuras lagunas
de un ultramundo soñado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s