AL BORDE DE LA HAMBRUNA


Al borde
de la hambruna emocional,
la mañana
está cargada de abismo.
 
El día es tan duro
como mi propia congestión.
Vivo envuelto en los gases del plomo,
bebo un café barato hecho con traicioneras balas
que atravesaron mi alma.
 
El arma no es noticia ya para mi cuerpo,
engañoso horizonte da consuelo a mis ansias.
La vida no me alcanza
para comprarme un hogar…
¿he de vender mi conciencia?
 
El agua se les niega
a los humildes gusanos que,
sobre un mendrugo de pan,
derramaron las ansias
de una imposible esperanza.
 
Enturbian mi vida ateridas estrellas,
inmensas nubes de polvo.
Mi corazón enciende el fuego
de implacables hogueras
cuyas llamas quisieran consumir
el tronco de esta insaciable opulencia.

3 comentarios sobre “AL BORDE DE LA HAMBRUNA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s