NAVÍO


Un navío es el mañana
avivado por el fuego
de inesperadas emociones.
En su casco resuenan los ecos
de la más oscura noche.
Tiene un suave balanceo,
de pan y leche,
de cama y bicicleta estática,
de preguntas de niños que
no entienden de odios,
de estrellas cuyas llamas no bastan
para acallar las lenguas del infierno.
Pausadamente, me alejo de esta frontera,
ya casi oculta por el polvo,
donde nadie logró poner
fin a esa violencia que vuela,
como un afilado cuchillo,
sobre la hambruna que nos mira
desde lo hondo de un negro precipicio.

3 comentarios sobre “NAVÍO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s