A NADA ESTOY ATADO


A nada estoy atado.
Ni a la tierra, ni al cielo…
Mis pies tan sólo siguen
los pasos de la luna,
la voz de las estrellas,
el instinto del espíritu,
la ley de la eterna supervivencia.
El abismo es oscuro y nada sabe.
La divina caída nunca se quiebra.
El espíritu vuela.

Un comentario sobre “A NADA ESTOY ATADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s