SOPOR

Me quedé dormido;

una voz me llama,

cantan las cigarras.

Tendido sobre la hierba,

apenas puedo protegerme

del sol del mediodía.

Vuelan los pétalos huyendo

de los besos ardientes

del viento.

***

El cielo

y la tierra

cierran sus ojos.

La luna

incendia

los bosques.

Tiernas, las hojas

cubren mis pasos.

Aromas de melancolía.

***

Por un puente

de nostálgicas estrellas

cruzaron sin saber hacia dónde.

Soñando reencontrarse,

anhelaban zafarse de la herida

abierta por los años.

Sólo una vez en la vida,

cruza la barca que nos lleva

a los confines de otra alma.