LA ESTRELLA


Eres la estrella
de mis delirios colmados.
Un torrentoso río recorre mi vida
de la cabeza a los pies, refrescando,
con zigzagueante trajinar,
los pliegues de mi garganta.
Súbitos, mis ensueños despiertan
antes de haber amanecido,
todo el fuego del cosmos
abrasa mis agitadas noches.
Ante mi rostro,
entes extraños se deslizan,
cual fugitivas sombras,
nublando el cielo de la mañana.
Insomnes, mis ojos encandila
tu refulgente eternidad.

4 comentarios sobre “LA ESTRELLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s