POSTLUDIO

Se iluminó mi vida

en el amor.

El llanto

de mi alma

se hizo fuego.

¡Sentí tanto calor

antes de que acabara…!

***

Mi corazón

se enardecía al ver pasar

un fugitivo cometa.

¿Retornará su estela

al cabo de los años?

Los encuentros humanos

suelen ser repentinos…,

¡quizás nunca retorne

aquella estrella!

***

Mis verdaderos amigos

son el mar bravío,

el fugitivo relámpago.

La hermosura está

en el cuerno del caracol

y en el llanto de la primavera.

La Vía Láctea se encendió

mucho antes de que yo naciera…

¡y se pierde en el infinito!

Un comentario sobre “POSTLUDIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s